Las preguntas de una entrevista de trabajo más frecuentes y sus respuestas

Conoce las respuestas a las preguntas más habituales en una entrevista de trabajo

Si te has postulado para ocupar algún puesto de trabajo, de seguro te habrás encontrado con todo tipo de situaciones. En materia laboral, el aprendizaje es continuo, por ello, independientemente de tu experiencia, es crucial que te documentes sobre las preguntas de una entrevista de trabajo más frecuentes y sus respuestas.

Para algunas personas, no saber qué les preguntarán suele ser motivo de preocupación, estrés y ansiedad. Pero por fortuna, Internet ha sabido adaptarse a los cambios de la sociedad, de modo que sin problemas, podrás anticiparte a los hechos y obtener información oportuna sobre preguntas y respuestas en una entrevista de trabajo.

Y para hacerte el proceso mucho más fácil, hemos elaborado esta guía que te permitirá prepararte y ensayar una y otra vez las respuestas. Solo así, perderás el miedo y sabrás cómo actuar, manteniendo el control de la situación en todo momento.

Preguntas y respuestas más comunes en una entrevista de trabajo

Un estudio ha revelado que las preguntas clásicas que no pueden faltar en una entrevista de trabajo son:

¿Qué me puedes contar sobre ti?

Responde que estás apto para asumir el cargo, que reúnes los requisitos necesarios para triunfar y aportar grandes ideas a la empresa, que tienes una sólida formación en la materia y que esto te permitirá trabajar con eficiencia y rendir al máximo.

¿Cómo te ves en el futuro?

Exprésale al entrevistador tu interés por crecer y hacer carrera en la empresa, dile que estás dispuesto a asumir nuevos retos y responsabilidades, por lo que quieres reafirmar tu compromiso con la empresa, a la que deseas ingresar con prontitud.

¿Cuáles son tus expectativas con respecto al salario?

Para saber si estás conforme con lo que la compañía está dispuesta a ofrecer, el reclutador te hará esta pregunta. Aunque lo más prudente es esperar que primero te hagan la oferta, puedes plantear un monto (base) que estaría sujeto a un acuerdo entre ambas partes, poniendo en primer lugar, siempre, tu formación y tu experiencia.

¿Por qué quieres cambiar de trabajo?

El interés del entrevistador es saber hasta qué punto estás motivado para renunciar a tu empleo anterior. Coméntale todo sobre el aprendizaje que has obtenido, sin hablar mal de la otra empresa. Sé honesto y aunque estés pasando por un mal momento, sé positivo y di que tienes puntos de vista opuestos a tus superiores y que estás en busca de nuevos horizontes.

¿Por qué debo contratarte?

Con seguridad, responde que tienes el perfil que encaja perfectamente en la compañía, que reúnes el talento necesario, las habilidades, los conocimientos y la experiencia para aplicar en el nuevo empleo.

¿Cuáles son tus fortalezas?

Con esta pregunta, están indagando más sobre tu personalidad. Describe tus cualidades, en especial las que sean más afines con el puesto de trabajo, explica cómo te encaminas hacia el éxito.

¿Cuáles son tus defectos?

Más allá de un simple defecto o algo negativo, habla de “áreas de mejora” en las cuales te encuentras trabajando, tomando en cuenta la experiencia en el pasado para evitar que interfieran en tu desempeño.

Preguntas ilegales en las entrevistas de trabajo

Ciertamente, en la vida te encontrarás de todo, así que no debes sorprenderte si en el entorno laboral, te ves inmerso en un momento incómodo, producto de una pregunta inapropiada. 

Como profesional, debes comportarte a la altura y fijar posición con mucha educación. En una entrevista de trabajo por supuesto que debe haber límites. 

Entonces, si te preguntan algo como esto, estás en tu derecho de contestar y marcar distancia, pero también es la ocasión propicia para encender la alarma y revisar de nuevo por qué quieres trabajar en esa empresa.

En la categoría de preguntas ilegales, podemos mencionar estas:

  • ¿Estás en condición de discapacidad?
  • ¿Te han botado de un trabajo?
  • ¿Cuál es tu raza?
  • ¿Te has inscrito en algún sindicato?
  • ¿Cuáles son tus preferencias sexuales?
  • ¿Te gustaría tener hijos?
  • ¿Cuál es tu nacionalidad?
  • ¿Has estado enfermo?
  • ¿Cuál es tu inclinación política?
  • ¿En qué año te graduaste?
  • ¿Cuántos años tienes?

Desde el punto de vista laboral, puedes alegar que ninguna de estas preguntas tiene relevancia para efectos de una entrevista, ya que nada tienen que ver con el cargo ofertado por la empresa. 

Y es que incluso, en el peor de los casos, puede que te hagan otras preguntas inapropiadas o cuestionables como por ejemplo:

  • ¿Tendrías una cita con un supervisor?
  • ¿Te involucrarías sentimentalmente con alguien del trabajo?
  • ¿Se enferman mucho tus hijos?
  • ¿Estás en bancarrota?
  • ¿Cuánto pesas?
  • ¿Tu estado civil es…?
  • ¿Tienes propiedades a tu nombre?

Preguntas trampa en las entrevistas de trabajo

Antes de acudir a tu entrevista, elabora un esquema de preguntas y respuestas, este será tu pilar para que tu desenvolvimiento sea el más idóneo.

¿Qué propuestas harías en nuestra empresa?

Desde el punto de vista constructivo, si has leído sobre la empresa, seguramente podrás hacerle sugerencias sin problemas, siempre en función de crecer, aportando soluciones creativas, así que puedes contestar:

“Con base en la matriz FODA de la compañía, podría convocar a una mesa de trabajo con todo el equipo para potenciar las áreas clave y reforzar los nodos críticos, en aras de evitar la crisis y diseñar nuevos rumbos de acción, en línea con los objetivos organizacionales”.

¿Crees que mereces ser contratado?

Esta es una pregunta que toma a muchos aspirantes desprevenidos, así que podrías responder: 

“Tengo la experiencia necesaria para ser contratado por ustedes y para desempeñarme con eficiencia, lo cual es un aspecto positivo. Me interesa ingresar a la empresa y dar lo mejor de mí para cumplir las metas y los objetivos a corto plazo, pues tengo la formación que se requiere”.

¿Conoces los programas que usamos en la compañía?

“He utilizado otros programas parecidos, pero tengo colegas que sí lo manejan, podría solicitarles una asesoría y activarme una vez que se haya formalizado mi ingreso en la empresa. Soy una persona proactiva y aprendo muy rápido, tengo conocimiento en otras plataformas digitales, así que no tengo problema en actualizarme”.

¿Puedes darnos alguna referencia?

Esta es una de las preguntas que no faltan en una entrevista de trabajo. De seguro, sabrás sortearla con éxito, si suministras los datos de algún jefe o supervisor que en el pasado, haya congeniado contigo y que pueda dar fe de tus habilidades y competencia profesional.

¿Te han despedido alguna vez?

Ser despedido no debería ser motivo de escándalo, ya que grandes celebridades, de la talla de Elvis Presley y Walt Disney fueron despedidos alguna vez, a pesar de ser personajes exitosos. Y como ellos, muchos más. 

Así que, ante esta pregunta, lo más recomendable es ser sincero y comentar tu experiencia, enfocándote en que te sirvió para crecer y ser un excelente profesional

Preguntas extrañas en la entrevista laboral

En la categoría de preguntas extrañas en una entrevista de trabajo, para algunos podrían ser las que están vinculadas con habilidades sociales y de relaciones interpersonales. 

Sin embargo, con la intención de confirmar que los candidatos están preparados, muchas empresas utilizan esta técnica para descubrir la verdadera personalidad del aspirante. 

Esto les da el tiempo suficiente para medir reacciones, analizar lenguaje corporal y ver cómo se desenvuelven naturalmente. Muchos quedan indefensos, pero es una técnica que permite evaluar la creatividad y la psicología. 

Algunas pueden ser:

  • Si te ofrecen realizar una película sobre tu vida, ¿qué actor te gustaría ser?
  • ¿Qué me preguntarías si fueras el gerente de la empresa?
  • ¿Qué súper poder te gustaría tener?
  • ¿Alguna vez has sido el villano de la historia?
  • ¿Qué desayunaste?
  • Si en una mañana solo puedes responder 100 mensajes de 500 ¿cuáles responderías?

En las preguntas de una entrevista de trabajo más frecuentes, puede que te consulten sobre tu personalidad, que te pidan ejemplos o que te interroguen sobre metas profesionales.

Te recomendamos que mantengas la calma, respira, puedes sonreír, tomarlo con humor, reservarte unos minutos para responder y tratar siempre, en la medida de lo posible, que lo que digas, tenga relación con el puesto de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba