Qué llevar a una entrevista de trabajo

Cosas imprescindibles para llevar a una entrevista de trabajo

Si eres principiante, además de documentarte lo suficiente sobre la fase de preparación de una entrevista de trabajo, debes tomar nota de qué llevar en el instante pautado. Este es un aspecto que comúnmente se deja en un segundo plano, ya que la mayoría de las personas se enfocan más en la ansiedad que le generan las preguntas.

En este sentido, los expertos han hecho una lista de cosas que no debes olvidar al momento de postularte a un puesto de trabajo, así que tenlo en cuenta y no olvides los detalles, pues de ello depende que logres el objetivo.

11 Cosas que debes llevar a una entrevista de trabajo

Si ya te has postulado a un cargo y recibiste la tan esperada llamada de Recursos Humanos, debes incluir estas cosas para que el proceso culmine con éxito. De este modo, podrás generar una excelente impresión, pues de seguro querrás transmitir confianza, profesionalismo y pulcritud.

Aparte de ser puntual, vestirte adecuadamente y presentarte con tu mejor actitud, lleva contigo tus soportes, es el aval que acredita tu experiencia y formación académica y profesional.

1. Documento de identificación

Lo primero que debes llevar en tu cartera es tu documento de identificación, pues lo más seguro es que te lo pidan en la puerta de la empresa para darte acceso. Si quedas seleccionado, de una vez te pedirán tu DNI o documento de identificación para proceder con los trámites de ingreso.

2. Indumentaria adecuada

Aunque parezca obvio, la vestimenta es lo primero, de ello depende que proyectes una buena imagen. Elige prendas que se adapten a la ocasión, según el tipo de empresa.

3. Copias de tu currículum

No importa que ya hayas enviado tu curriculum vitae a la compañía. No está de más que lleves el formato impreso, será de utilidad si el entrevistador no lo tiene cerca en el momento y desea verificar alguna información. A veces las compañías piden copias adicionales, de modo que con 5 juegos estaría bien, para empezar. 

Si te has postulado para una multinacional, anexa la versión que corresponde en inglés o en otro idioma, según sea el caso. Las opciones personalizadas están a la orden del día y añaden un plus extra a tu perfil, superior a las plantillas convencionales y aburridas.

4. Copias de títulos y certificaciones

En la mayoría de las entrevistas de trabajo, las empresas se enfocan en saber más sobre la personalidad y el desenvolvimiento de los candidatos, así que no piden soportes, ya que confían en el currículum. Pero, es útil que anexes copias de tus títulos y certificaciones por si en algún momento lo requieren.

5. Portafolio

Presentar una muestra impresa de tus trabajos podría darte ventaja en la entrevista, en especial si eres fotógrafo o diseñador gráfico, aunque los ingenieros y los arquitectos también suelen incluir esto en su curriculum. Si trabajas con material audiovisual o en áreas afines, estarás proyectando una excelente imagen. 

En la web existen diferentes plataformas que te permiten diseñar un portafolio digital, el cual es un recurso que en su momento, te será de utilidad para que enseñes tu sello personal, sobre todo si has llenado ofertas de empleo en sitios web.

6. Cartas de recomendación

Por lo general el currículum no incluye las cartas de recomendación, pero si has trabajado en compañías reconocidas, te serán útiles las valoraciones de sus gerentes o superiores. La entrevista es el momento más idóneo para presentarlas, esto confirmará tu experiencia.

Las cartas deben incluir la relación profesional que tienes con quien la emite, las funciones que ejercías en tu cargo, tus capacidades y por último, una recomendación o razón para que seas contratada por las compañías interesadas en tu perfil.

De hecho, si has actualizado tu perfil online, la red social LinkedIn permite que sus usuarios puedan obtener valoraciones y comentarios sobre su desempeño profesional.

7. Referencias laborales

A diferencia de las cartas de recomendación, estas son emitidas formalmente a nombre de la empresa, con su debido logotipo e identificación. Al incluirlas, el empleador podrá verificar cuáles son tus habilidades y confirmará que tienes experiencia al ejercer tu profesión.

8. Una memoria o dispositivo USB

Si el entrevistador requiere una copia en digital de tus documentos, llevar un dispositivo USB a tu entrevista de trabajo te permitirá suministrar los archivos al instante.

9. Información o algún folleto sobre la empresa

Además de documentarte sobre la empresa, al llevar contigo información, estarás demostrando tu interés y motivación para ocupar el cargo. Leer sobre el puesto de trabajo te permitirá estar siempre en contexto y no formular preguntas inapropiadas.

Organiza todos estos documentos en una carpeta y llévalos contigo a tu entrevista de trabajo, junto a una agenda y un bolígrafo

Toma nota sobre aspectos importantes. No olvides solicitar información básica como el nombre del entrevistador, cargo y de ser posible, pide un número telefónico para hacerle seguimiento al proceso de selección.

10. Mente abierta

Una actitud positiva te permitirá sortear los imprevistos y escuchar atentamente la propuesta laboral. Permanece atento y recuerda, los detalles también cuentan. Parte de ello, tiene que ver con organizar mentalmente tus ideas y armar previamente tu discurso para que seas convincente.

11. Listado de preguntas

Formular preguntas al entrevistador al final del encuentro es sinónimo de preparación. Haz las que sean pertinentes, enfocadas en la empresa y así marcarás la diferencia. Escríbelas en tu agenda, así no las olvidarás, aclara tus dudas y confirma si ese puesto de trabajo es exactamente lo que estás buscando.

Ahora que ya sabes qué llevar a una entrevista de trabajo y que te pueden preguntar, estarás mejor preparado que el resto de los aspirantes. Con seguridad, el empleador lo notará y obtendrás puntos extra que incidirán en la valoración final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba