Como pedir un aumento de sueldo

Cómo pedir un aumento de sueldo

Sabemos que el sueldo representa el pago que se nos hace cuando ejecutamos un trabajo. Sin embargo, en ocasiones ocurre que después de tener mucho tiempo en un mismo puesto, el sueldo parece quedarse estancado mientras que el nivel de exigencia del empleador aumenta.

A veces no nos sentimos tan contentos con el sueldo que estamos percibiendo por nuestro trabajo y cuando eso ocurre es momento de plantearse la posibilidad de solicitar un aumento. Aunque puede parecer una situación sencilla, está lejos de ser así.

Si además tienes poca experiencia en el ámbito laboral, te resultará aún más complicado solicitar un aumento salarial. Por ello será fundamental que no actúes a la ligera, preocúpate de hacer previamente un proceso de investigación, realiza cálculos y estudia muy bien el mercado de manera de poder hablar con propiedad.

Investiga cuánto vale tu trabajo

No siempre conseguirás que te otorguen el aumento de sueldo que estás solicitando y menos si no sabes argumentar bien tu solicitud. Por ello, la primera recomendación que debes seguir es investigar en el mercado cuánto vale lo que haces.

Es necesario que tengas una idea lo más certera posible de cuánto dinero se gana en tu mismo puesto de trabajo y con tu experiencia. Esto te permitirá saber hasta dónde podrían subirte el sueldo y si es posible que exigirlo, o no.

Visita todos los portales especializados que te dan información sobre cuánto se gana según el puesto en diversas compañías. Siempre procura conseguir la mayor cantidad de información posible, nunca te quedes solo con lo que te dice una persona.

Compara con tus compañeros de trabajo

Aunque en ocasiones puede resultar complicado, una buena manera de complementar el punto anterior es hablando con tus compañeros de trabajo. Esto puede resultar un poco extraño y vergonzoso, pero si tienes confianza, te permitirá hacer un sondeo de la franja salarial en la que se encuentran ellos.

Esto además te brindará la oportunidad de saber si la empresa donde trabajas está en la disposición de pagarte más. Igualmente si es posible intenta saber si a ellos les han aumentado el sueldo cada cierto tiempo. Esto es importante porque de ser así, podrían considerar hacer lo mismo contigo.

Argumenta tu solicitud con tus logros

Una gran manera de conseguir una respuesta afirmativa, es utilizar a tu favor todos los logros que has conseguido. Solicita una reunión con el departamento encargado de los pagos para que puedas hacer la solicitud de manera formal.

Cuando te decidas a hacerlo solícita una reunión y expone con hechos y cifras los logros que has conseguido en los últimos meses. Entrega información sólida que pueda ser verificada, de esta manera será más difícil que te den una respuesta negativa.

Igualmente esa información la puedes complementar con datos de lo que otras empresas pagan a sus empleados con características parecidas a las tuyas y con una experiencia similar. 

Esta opción es perfecta especialmente si tienes una oferta laboral de otra empresa y que sea mucho mejor que la que tienes. Es una gran herramienta a tu favor, ya que si la empresa siente una sensación de urgencia ante la posibilidad de perderte, es mucho más factible que consideren mejorar el sueldo.

No todo es dinero

Es importante que consideres que no necesariamente todo tiene que ser un aumento salarial. Existen otras opciones de mejoras que podría considerar la empresa y tal vez te la puedan plantear.

Sea como sea el caso, nunca te cierres a las posibilidades. Solo deberás escuchar la propuesta que te pueden hacer. Igualmente si la empresa te ha dicho rotundamente que no, no debes desanimarte, pues puede ocurrir que se salga de presupuesto.

En ese caso, será necesario que seas tú quien piense en ciertos beneficios que puedan ofrecerte y que sean mejoras para ti. Hablamos por ejemplo de negociar que varios días a la semana puedas trabajar desde casa, siempre y cuando tu puesto lo permita. También puedes apostar por un horario flexible, o que incluso te brinden mejores materiales para tu trabajo.

Elementos incorrectos al solicitar un aumento

Es importante que entiendas que existen muchos elementos que se pueden considerar incorrectos a la hora de pedir un aumento de sueldo. Ya te explicamos lo que debes considerar, pero no olvides también que estos elementos pueden ayudarte cuando decidas hacerlo.

No pidas por pedir

Ten en cuenta que bajo ninguna circunstancia, jamás deberás pedir más dinero simplemente porque lo quieres, sin dar un argumento sólido para ello. Nunca se te ocurra decir que la razón es para pagar el arriendo o un coche. Recuerda que el pago que te hace la empresa debe reflejar el desempeño que tengas dentro de la empresa.

No quieras un aumento demasiado rápido

Es importante que consideres que si acabas de iniciar en un nuevo puesto laboral en una nueva empresa, no puedes pretender que antes de un año te hagan un aumento salarial. 

Podrás hacer la solicitud, pero tu argumento deberá ser demasiado bueno para considerarlo. Recuerda que cuando se realiza un aumento salarial, este debe premiar todo el esfuerzo, el sacrificio, el trabajo duro, la lealtad y el tiempo. 

No pidas algo por encima del rango

Tampoco es adecuado que quieras solicitar un aumento por encima del valor del mercado. Siempre deberás ser congruente con las cosas, entre lo que trabajas, tu esfuerzo, y lo que se paga en el mercado lo que haces. No seas ingenio al pedir más.

No muestres duda o debilidad

Al momento de reunirte con el encargado de la parte de pago, asegúrate de estar lo suficientemente tranquilo para no divagar. Además evita mostrarte muy nervioso, que tus ojos dan vueltas por toda la habitación, taparte la boca al hablar o reírse de forma nerviosa. 

Todo esto puede quitarte solidez a lo que estás queriendo exponer y no serás considerado seriamente. Además le harás ver a la otra persona que estás incómodo o inseguro de lo que estás solicitando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba