Carta de presentación

Reglas básicas para escribir la carta de presentación

Uno de los aspectos relevantes de graduarse, es que los estudiantes pronto podrán aprender cómo solicitar un trabajo o empleo. Cuando una persona encuentra su primer puesto laboral, puede explicar mediante una carta de presentación al supervisor, el porqué desea y merece ser tomado en consideración para dicho puesto. 

La gran mayoría de los estudiantes saben lo que es un currículum cuando se gradúan y buscan trabajo y todas las empresas requieren de este como documento de evaluación principal para los solicitantes. Sin embargo, no todos los empleadores requieren una carta de presentación.

En este caso, la primera pregunta es: si el propósito de un currículum es contar la historia del solicitante y confirmar su formación académica y profesional, ¿por qué necesitamos una carta de presentación? 

En respuesta a ello, podemos resumir que el currículum es una lista de fechas y experiencia laborales y la carta de presentación es un texto de carácter personal, pero ¿qué tantos detalles se necesitan en esta carta?

¿Qué es una carta de presentación?

Una carta de presentación es un documento que se utiliza para mostrar a los futuros patronos, las habilidades y experiencia del solicitante, el porqué eligen una carrera o programa de estudios y su interés en ocupar el puesto deseado. Y ¿por qué eres la mejor persona para el trabajo? Es la pregunta que debe responder esta carta.

El currículum le da al empleador una idea de lo que hicieron los solicitantes y la carta le dice quiénes son y cómo se ven como personas

Las cartas son unas de las formas más efectivas de destacar entre otros candidatos. Además de conocer el trabajo y la formación académica de estos, los empleadores pueden obtener detalles básicos sobre la personalidad del candidato, como el puesto y sus habilidades técnicas.

Al igual que un desempleo de corta duración o una transición rápida de una empresa a otra, su carta debe ser breve, concisa y atractiva, y contener solo información útil que le presente a la persona más adecuada. 

No hay forma de escribir una carta de presentación específica, puede variar según tu trabajo y nivel educativo. Sin embargo, la estructura principal suele constar de cinco elementos básicos que veremos a lo largo de este artículo.

Reglas básicas para escribir la carta de presentación

Existe una serie de reglas escritas que pueden mejorar notablemente cualquier carta de presentación, entre ellas encontramos las siguientes:

  • El título al que se postula el solicitante
  • Información sobre cómo el candidato visualiza el trabajo
  • Si tiene alguna referencia o recomendación, debe incluirse en una sección
  • Razón por la cual el candidato está interesado y es apto para el puesto. Se debe realizar una clara descripción de las cualidades, habilidades, experiencia y características específicas del solicitante y en cómo su perfil beneficiará al equipo que trabaja con la empresa.
  • Agradecer al empleador por haberse tomado tiempo de leer tu carta de presentación.

¿Qué debe contener la carta de presentación?

La estructura de la carta debe tener el siguiente propósito

  • Explicar por qué se presentó el currículum y porque te deberían tomar en consideración. 
  • ¿Cómo te enteraste de las vacantes y la empresa? 
  • Dejar que el empleador lea tu currículum y de ser necesario, considerar algunos aspectos del plan de estudios. 
  • Incluir cualquier información adicional necesaria para el puesto o beca, como educación, ocupaciones relacionadas, pasantías, idioma, etc. Al igual que, expresión de personalidad, motivación, actitud o entusiasmo. 

Partes de una carta de presentación

Hay algunas consideraciones especiales a tener en cuenta al momento que decidas o te exigen entregar una carta de presentación, luego de tu CV. Las partes que te detallamos a continuación son esenciales:

Introducción

El primer párrafo de la carta es muy importante porque tiene una estructura que sigue el lector para ser eficaz y que debe lograr tres objetivos: 

  • Explicar el motivo de la carta
  • Información precisa, los lectores sabrán inevitablemente lo que puedes aportar a sus necesidades comerciales. 
  • Hable con el receptor e incluirlo dentro de la carta con su nombre

¿Cuáles son tus competencias?

El segundo párrafo de la carta de presentación debe explicar cuál es tu habilidad y por qué deseas trabajar para una empresa y por qué tienes derecho a hacerlo. Aunque, no es recomendable que enumeres las habilidades del trabajo que está buscando. 

Este es el párrafo que usas para redactar tu mensaje de venta, pero no hagas esta sección demasiado larga. Incluye solo información sobre situaciones que te hacen más valioso ante los ojos del empleador.

¿Qué puedes aportar a la empresa?

¿Qué puedes hacer para apoyar el negocio del que quieres formar parte? Debes explicar por qué estás interesado en este negocio o servicio, qué es lo adecuado para ese negocio y por qué podrías ser útil. 

Debes tener en cuenta los resultados que crees poder obtener una vez te incluyan en el puesto. Para ello, debes encontrar información sobre la empresa o industria e incluir los detalles en la carta de presentación.

Llamada a la acción

En este punto, deberás mostrar tu interés por concertar una entrevista. Luego despídete de forma amable dejando abierta la posibilidad de recibir un segundo contacto. Dile adiós mediante la frase «Gracias por su tiempo», «En honor» justo debajo de tu firma.

Cómo empezar una carta de presentación

Una carta de presentación explica quiénes somos y cuáles son nuestras metas profesionales. Es una gran adición a tu currículum. Si bien este documento no es obligatorio (a menos que sea un requisito previo para el proceso de selección), es una buena estrategia para diferenciarnos de otros candidatos. 

Pero, ¿cómo empiezas con el texto?, ¿cómo podemos convencer a los empleadores de que somos buenos candidatos? ¡Sigue leyendo!

Para redactar una carta de presentación de forma eficaz, es necesario aclarar su estructura. Este tipo de contribuciones nos dan la libertad de postularnos, pero hay reglas que no se pueden ignorar. Antes de comenzar una carta comercial, hágase las siguientes preguntas: 

¿Qué te motiva a trabajar?, ¿qué pueden obtener los empleadores con tus elecciones? Para responder a estas preguntas, escribe el texto correspondiente en el primer párrafo de tu carta de presentación.

Si la empresa no tiene un proceso de selección libre y tú trabajas de forma independiente, debes demostrar que conoces la historia y las actividades de dicha organización.

¿A quién debe ir dirigida una carta de presentación?

Debe ir dirigida a una persona en concreto, lo importante es que no dé la impresión de que has redactado la misma carta para varios destinatarios, sino que el texto que has escrito debe estar concebido y pensado expresamente para ellos de una forma directa y exclusiva.

Las cartas de presentación siempre deben enviarse al gerente de selección de empleados. Antes de escribir y enviar una, debes conocer la empresa a la que estás escribiendo, en qué puesto se encuentra tu superior y con quién debes hablar.

Si puedes obtener su nombre completo, ¡Inclúyelo!, pero si no sabes el nombre a quién enviar la carta, al menos debes dejar en claro que la carta se envió a esa empresa en particular. 

Lo más importante es que no asuman que has escrito una carta genérica con textos que no coinciden. Puedes usar frases como: «Mejor gerente”, «Mejor gerente de contratación» y también «Estimado señor / señora» o «A quién sea de interés”.

¿Debo incluir las expectativas salariales en la carta de presentación?

Mucha gente piensa que es incorrecto incluir expectativas salariales en sus cartas a la empresa. Su argumento se basa en si lo consideran la causa de la pérdida o el motivo de la negativa del empleador. Además, proponen alejarse del resto de la información de la carta de presentación. 

Sin embargo, al revelar de manera discreta y apropiada tus expectativas salariales, puedes lograr objetivos en automático. Para hacer esto, recomendamos seguir los consejos a continuación:

Informar

El primer paso es informar al cliente de la cifra estimada para cada posición con el precio de mercado calculado. Además de la ambición, analiza si estarías trabajando en departamentos que requieren formación profesional. 

Indica la expectativa salarial en forma de intervalo o abanico. Si no proporcionas el número, la transacción continuará y esta oferta puede resultar más atractiva para la empresa. Como puedes ver, es importante aprender a negociar los salarios en la entrevista o en el currículum mismo.

Idealmente, representa la cantidad total del año. Te recomendamos que no agregues pagos adicionales a tu total anual, ya que es más justo o más fácil para tu empleador trabajar todos los meses. Por tanto, es recomendable calcular el importe a los 12 meses de pago.

Un segundo empleo

Si este no es tu primer trabajo, es un poco más fácil. Puedes utilizar tu salario bruto actual para mostrar tus expectativas. No está mal decir esto en la carta, esto indica lo que tienes o deseas recibir en el futuro.

Este tipo de información generalmente se mantiene siempre al final de una carta de presentación y no es parte de la información que afecta o distrae la forma en que los empleadores califican los perfiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba