10 trucos para causar una buena impresión

Trucos para causar buena impresión

Por más libre y espontáneo que seas, siempre hay una serie de normas sociales que debemos seguir. Puede ser que esto te suene un poco cerrado o estricto, pero es innegable que al vivir integrados a una sociedad determinada, hay ciertas formas de comportamiento que marcarán la diferencia y te harán más o menos simpático y aceptable. 

Por eso, aquí queremos dejarte algunos trucos para causar una buena impresión. 

Generalidades sobre la buena impresión

Cierto que son normas flexibles, que solo deberás acatar si deseas realmente unirte al grupo de los que tienen un sentido común bien desarrollado. Te decimos esto porque sabemos que hay personas que no gustan de ir muy apegados a la norma. Pero si analizas cómo se ven estas personas en sus grupos, corroborarás que es más válido mantener o exhibir una forma de ser que hable bien de ti.  

Hay muchos escenarios en los que es muy valioso dar una buena impresión, por ejemplo entre familiares y amigos, entre vecinos, en la universidad o en la empresa donde laboras. No creas que porque estos son grupos conocidos, debes descuidarte. Por el contrario, la buena impresión hay que darla ante los más allegados y a los desconocidos. 

Cuando ciertas formas de comportarse forman parte de ti de manera natural, no será un esfuerzo actuar correctamente en cualquier lugar y ante cualquier tipo de personas. Esto justamente será lo que de ese toque positivo y característico a tu personalidad. Te encantará ser UNO en todos los espacios y que siempre hablen a favor de ti donde sea que vayas o estés. 

La primera impresión

Solo bastan unos minutos para que cualquier persona se forme una idea general de alguien que se le presente por primera vez. Por ello cuando vas a un lugar sea cual sea el objetivo que tengas entre manos, debes mostrar la mejor versión de ti que existe. Reiteramos que esto no debe ser una “pose” pues se notará que no es natural.

Si vas por ejemplo a buscar un empleo y debes enfrentarte a una entrevista con el empleador o jefe, seguramente estarás un poco nervioso y es natural, pues hay expectativa en ti de quedar aceptado. Aún siendo tú mismo, los nervios te pueden jugar una mala pasada. Esto se minimiza cuando estás seguro y sabes que tu presencia impacta para bien y a tu favor. 

Trucos que no fallan para dar una buena impresión

De inmediato que llegas a un lugar y te encuentras con personas desconocidas, de manera automática te hacen un rápido escáner. Ven cómo sonríes, como das la mano,  cómo te presentas, entre otros detalles. Poco a poco ya tienen una idea somera de cuán confiable seas y sobre todo si quieren seguir conociéndote o si quieren trabajar contigo. 

A continuación te daremos estos tips que debes seguir si quieres dar una impresión agradable. 

1. La puntualidad habla bien de ti

Esta es una cualidad que debes cultivar, sabemos que las dinámicas cotidianas a veces nos impiden aplicar esta norma universal, pero debes esmérate por hacerlo. No dejes nunca esperando a otros porque esto les hace perder confianza en ti. Te tomarán como una persona poco comprometida o poco seria. 

Si estás buscando empleo, es lo primero que debes hacer, llegar a tiempo e incluso minutos antes. Si existe un contratiempo debe ser algo que luego puedas probar. Sin embargo, toma previsiones para que ningún imprevisto te afecte en la hora puntual de llegada. 

2. Confía en ti

Este aspecto es clave pues es la base de los demás rasgos que debes exhibir. Si confías en ti mismo no tendrás ningún problema en la interacción. Recuerda que confiar no significa ser arrogante. Sé auténtico y destaca lo que sabes que son tus fortalezas. No lo hagas a modo de quien muestra un catálogo, solo sé espontáneo. Al estar confiado eso se notará y dará una excelente imagen. 

3. Muéstrate positivo

Algunas personas de forma natural conversan sobre asuntos negativos, política, costes de productos, servicios públicos, atención al cliente etc. Si vas a interactuar con alguien por primera vez, evita este tipo de temas que te harán ver como un ser inconforme y quejumbroso. 

Solo hablarás de temas similares, si la entrevista en la que te encuentras, es importante que expreses con sentido crítico una opinión sobre el gobierno u otro ente. De resto, habla de temas que pongan en evidencia tu forma positiva de vivir y ver cualquier circunstancia o situación.

4. El contacto visual cuenta – cuidado con mirar el móvil

Cuando establezcas contacto con otra persona, dedícate a ella. Evita distraerte con otras cosas. La persona con la que hablas requiere de tu atención, así como tú requieres la de ella. No es bien visto que justo en el momento del contacto, tú estés atendiendo mensajes de WhatsApp. Esto sería una falta de respeto que no te deja muy bien parado. 

5. Lenguaje corporal 

Este es un detalle que va de la mano con el tips anterior. Mirar a las personas forma parte de este lenguaje. También cuentan tus movimientos. Por ejemplo si estás nervioso y sueles hacer chasquidos con los dedos, es importante que en este primer contacto, dejes de hacerlo porque resulta molesto. De igual modo gesticular en exceso, con movimientos de manos, brazos o desplazamientos en el espacio, son aspectos que debes saber cuándo dejarlos volar libremente y cuando “amarrarte” para dejar de moverte innecesariamente. 

6. Sé tú mismo

La idea no es que aparentes lo que no eres. Será forzado y muy poco ético aparentar ser un deportista, un artista o un ejecutivo cuando no lo eres. Jamás convencerás a nadie, en algún momento se notará que es una “personalidad teatralizada

7. Cuida tu vestimenta y detalles personales

Es fundamental que vayas vestido de acuerdo a la ocasión para no desentonar. Si vas a una convención de cómics puedes ir vestido hasta con un disfraz, pero si vas a una oferta de empleo en una empresa debes ser formal, diferente a si el empleo es en un taller de artista, en el que quizás la mejor impresión sea que vayas en jean y zapatos deportivos. 

Mira bien cuál es el estilo de ese lugar y de las personas que en líneas generales vas a conocer, eso te dará una proyección de tu elección al vestir. Es muy importante que destaques por tu coherencia.

8. Cuidado con tu tono de voz

Puedes controlar tu tono de voz, cuando haces consciencia de cómo hablas. Detente a escucharte y fíjate si hablas muy rápido, muy pausado, alto o en bajo registro.  

9. Usa un vocabulario apropiado

Recuerda siempre dónde estás y con quién estás. Algunas personas cuidan su vocabulario hasta cuando están ante el amigo más íntimo y eso es correcto. Ser de confianza no se pelea con la buena educación. Habla muy bien de ti en todos los contextos, si siempre te expresas apropiadamente. 

Las palabras soeces y los chistes malos, no cuadran en ninguna parte. No creas que por usarlas te harás más popular. 

10. La empatía es un punto a tu favor

Trabaja sobre este aspecto que a veces cuesta un poco dominarlo. Es importante que la otra persona se sienta comprendida y que sepa que eres capaz de acercar tu postura a la de ella. Ponerse en el lugar del otro es una tarea digna de aprender, con ello podremos entender desde qué enfoque se expresa o actúa el otro. 

Cuando tienes dominadas estos 10 trucos para causar una buena impresión los manejas con total naturalidad y lo mejor de todo es que con tu comportamiento y conducta, motivas a otros a emular. Esa es la mayor ganancia de esto: ser aceptado y además apreciado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba