Plantilla currículum sin experiencia para un trabajo

Plantilla currículum sin experiencia para un trabajo

Podríamos fácilmente afirmar que el aspecto más relevante en un curriculum vitae es la experiencia laboral, motivo por el que los profesionales recién egresados sienten temor al momento de postularse para un empleo.

La mayor parte de las vacantes solicitan a alguien con experiencia, pero ¿cómo hacerse de ella si hasta para trabajos simples se solicitan personas experimentadas? Tenemos que romper de algún modo la cadena, empecemos por la redacción de un currículum atractivo que despierte la atención de los reclutadores.

Aunque será limitada la información a aportar en la sección de experiencia laboral, por un sitio debemos comenzar, nuestra misión es que hoy aprendamos juntos a estructurar un modelo curricular capaz de generar impacto permitiendo sobresalir.

Los tipos de curriculum vitae sin experiencia y sus estructuras

Como su nombre lo indica, la particularidad que define al currículum SIN experiencia es precisamente eso, prescinde del apartado de experiencia laboral.

Para que esta clase de CV despierte la atención será crucial que incluya actividades cercanas a lo profesional.

  • Currículum sin experiencia laboral pero con estudios: el modelo indicado para profesionales titulados.
  • Currículum sin experiencia laboral ni estudios: es el formato indicado para los estudiantes que buscan empleo, o las personas que nunca han cursados estudios superiores.  
  • Currículum con experiencia, pero sin contrato de trabajo: engloba a aquellos que han trabajado de forma independiente, en actividades que no califican como empleos al no firmar contratos, por ejemplo prácticas como becarios, el cuidado de personas dependientes o trabajos en instituciones sin fines de lucro.
  • Currículum para solicitar unas prácticas profesionales: está destinado a los que requieren un modelo curricular para postularse como becarios.  
  • Currículum orientado al perfil Junior: su formato está pensado para el profesional graduado y sin experiencia, que aspira cargos en los que esta última no hace demasiado peso en la decisión siempre que dispongan de las competencias pertinentes.  

En cualquiera de los casos, para sobresalir la clave radica en ofrecer un CV que destaque los puntos fuertes, convenciendo al reclutador de que somos la mejor alternativa para la plaza ofertada.

Para ello, es necesario incluir apartados concretos como formación académica y complementaria, conocimientos informáticos, dominio de idiomas, disponibilidad inmediata para viajar/cambiar de residencia u otro detalle de interés.

¿Cómo hacer un currículum sin experiencia?

El primer paso para crear un CV sin experiencia es considerar la clase de trabajo al que deseamos aplicar. Esto implica que, de estar interesados en una determinada compañía o vacante, tendremos que investigar respecto a los valores y misión de la empresa, así como analizar lo que buscan del trabajador y las habilidades que requiere dicho puesto.

Lo siguiente será sincerarnos respecto a competencias y debilidades, esta reflexión nos permitirá determinar si somos o no capaces de cumplir las expectativas que reviste la vacante, al tiempo de conocer el valor agregado que podríamos aportar a la empresa.

La credibilidad es un punto clave en cualquier entrevista de trabajo, por lo que mentir respecto a las habilidades tarde o temprano quedará en evidencia durante la entrevista, así que es totalmente erróneo mentir.

Culminado el análisis es momento de comenzar a darle forma al documento, lo que se facilita considerablemente descargando una plantilla currículum sin experiencia. Ahora bien, si queremos redactarlo de forma independiente, tomar en cuenta lo siguiente:

  • Tamaño: ser breve y conciso siempre será mejor visto que un CV lleno de información innecesaria, sobre todo ante la ausencia de experiencia que contar.
  • Estructura: sin distingo de la estructura escogida, la información deberá estar ordenada e incluir: datos personales, objetivos profesionales, formación y las habilidades que pretendamos destacar, recordando estos dos últimos apartados tendrán que compensar la falta de experiencia.
  • Diseño: queremos que el CV despierte la atención, por lo que un toque de creatividad no vendría mal en el diseño siempre que no sea exagerado o lleno de colores y elementos gráficos innecesarios.
  • Foto: aunque no es necesaria una fotografía formal, aportar una imagen fresca no es agregar una selfie en la playa. La opción elegida debe cumplir dos parámetros elementales: ser tipo carnet y de fondo liso, sin olvidar una sonrisa que transmita calidez y seguridad.
  • Objetivo profesional: el apartado tiene la intención de hacerle saber a la empresa nuestros intereses, nada de escribir “puedo trabajar en cualquier cosa”. 
  • Formación: asumiendo haber completado la educación superior, agregar información de primaria y bachillerato se vuelve innecesario, mejor incluir cursos realizados de ser el caso.
  • Proyectos propios: la motivación, interés, energía y capacidad de trabajar, tienen gran influencia en los reclutadores, de ahí que ante la falta de experiencia laboral, el desarrollo de proyectos propios otorga valor agregado al CV.
  • Experiencia: lejos de lo paradójico que suena, todos solemos tener experiencias que agregar al apartado, por ejemplo voluntariados, prácticas profesionales o trabajos cortos que puedan ser relevantes para la vacante que aspiramos. Será necesario detallar las funciones/tareas desempeñadas y la duración.
  • Conocimientos TI: en cualquier puesto al que aspires, los conocimientos básicos de informática son clave. Si a ello agregamos dominio en paquetes como Office y Adobe, podrás elevar el nivel de tu CV.

Una buena herramienta para que los empleadores conozcan más de nosotros, nuestra personalidad y lo que pretendemos aportar a la empresa en caso de ser contratados, es una carta de presentación.

En contraposición, se recomienda evitar incurrir en los siguientes errores:

  • Rellenar espacios con información irrelevante
  • Agregar información académica que nada tiene que ver con el perfil que busca la empresa
  • Ofrecer direcciones de correo electrónico poco profesionales
  • Descuidar la ortografía y las reglas básicas de redacción
  • Exagerar con el uso de mayúsculas, negritas o el tipo/tamaño de la fuente.

Considerando todo esto, una forma sencilla de lograr el CV ideal es descargar alguna plantilla currículum sin experiencia, pues únicamente requerirá completar los diferentes apartados con la información pertinente ¡y listo!

Ejemplo curriculum sin experiencia

Nos dimos a la tarea de reunir opciones ajustables a cada necesidad, pues reconocemos la importancia de encontrar un documento que encaje con el perfil individual; cualquiera de los siguientes ejemplos permite preparar un CV adecuado para solicitar empleo sin experiencia profesional:

Para finalizar, ofrecemos algunas recomendaciones elementales al momento de redactar el mejor CV sin experiencia:

  • Ajustar el CV a la vacante que solicitaremos.
  • Sacarle partido a las aptitudes que nos hacen adecuados para el puesto al que aspiramos
  • Evaluar los puntos fuertes y debilidades antes de la redacción del CV
  • Aprovechar el apartado de formación académica para enaltecer las capacidades
  • Incluir cualquier conocimiento de relevancia, por ejemplo dominio de idiomas o manejo de software especializado.

En resumidas cuentas, intentar dejar claro los intereses y el valor que podemos aportar a la empresa, de esta forma, lograremos una oportunidad de comenzar la carrera profesional y ganar la ansiada experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba