La motivación del equipo de trabajo como lograrla

La motivación del equipo de trabajo como lograrla

Una buena motivación del equipo de trabajo es una de las estrategias fundamentales para alcanzar los objetivos y por consiguiente, el éxito de la empresa. Por supuesto, esto es algo de lo que todos hemos escuchado hablar, por lo que estamos más que familiarizados con el tema, pero ¿realmente sabes cómo lograr una buena motivación laboral? 

Cuando una empresa cuenta con un equipo motivado, que se identifica con los objetivos, la misión y la visión de la institución, podemos ver un excelente rendimiento. Para ello se deben cumplir ciertas estrategias motivacionales, que generen un ambiente de competitividad sana y estímulo, y sobre todo, compromiso. 

Entre las herramientas de la psicología del trabajo y las relaciones sociales, destacan algunas cuyo objetivo es precisamente lograr crear esta motivación de equipo dentro del ambiente de trabajo. Si puedes hacerlas parte de tu filosofía estarás varios pasos más cerca de alcanzar el éxito de tu empresa. 

¿Qué es la motivación del equipo de trabajo? 

Como ya mencionamos, la motivación laboral o motivación del equipo de trabajo se refiere a la aplicación de estrategias para lograr unidad en el personal, además de una identificación con los objetivos de la empresa. 

En los últimos tiempos, este concepto ha adquirido especial importancia dado que se ha podido comprobar su efectividad para lograr el crecimiento empresarial. 

La motivación del equipo laboral es el verdadero móvil que permite que los proyectos avancen y se alcancen los objetivos. Una vez que logras generar el ambiente adecuado, la conducta productiva y de compromiso se mantiene y tú te conviertes en un verdadero líder. 

Factores que afectan el ambiente laboral

Por supuesto, no todo es fácil. Existen algunos factores que pueden influir de forma negativa y que es conveniente conocer, para poder controlar todas las variables y lograr tu objetivo. Algunos de estos son los siguientes: 

  • La monotonía laboral suele ser uno de los enemigos más fuertes dentro del plan para crear un ambiente motivado. 
  • La ausencia de desarrollo profesional sucede cuando no le damos a los empleados espacio para crecer, bien sea dentro o fuera de la empresa. 
  • El no reconocimiento de los logros puede generar una falta de estímulo en el equipo de trabajo. 
  • El estrés que puede generarse por las cargas de obligaciones excesivas o las largas jornadas laborales. 
  • La falta de objetivos claros y definidos, acompañados de un fallo en la comunicación, resultan muy dañinos para el equipo. 
  • Una mala relación con los compañeros de trabajo debe ser una señal de alerta para el líder. 
  • La baja remuneración económica es una de las razones por las cuales los empleados se sienten desestimados y pierden interés y compromiso con la empresa. 

Un buen líder es clave para el equipo

Del mismo modo que existen factores que dificultan la formación del equipo laboral y su motivación, también hay elementos que lo favorecen. Uno de ellos es el líder. 

Quien dirige al equipo es quizás la pieza más importante en el desarrollo de las estrategias para lograr la motivación laboral. Y hay que destacar que no se trata únicamente de supervisar el cumplimiento de los objetivos de la empresa. 

El líder debe velar por las relaciones dentro del equipo, tomando en cuenta que se apliquen los planes de motivación para lograr que el personal se encuentre a gusto con sus tareas y el ambiente laboral. 

Es también quien identifica las fortalezas y debilidades del equipo, y atiende a sus necesidades para darle solución a las circunstancias no favorables. En pocas palabras, un buen líder conoce a su equipo y procura un ambiente de motivación para el logro de los objetivos. 

Beneficios de tener motivado al equipo 

Ya hemos mencionado que tener un equipo de trabajo motivado se transforma en beneficios para la empresa y su crecimiento. Esto se logra a través del compromiso que los empleados generan hacia la institución, que los lleva a tener un mejor desempeño y un mayor alcance de objetivos y metas, que van desde las personales hasta las organizacionales. 

Para conocer un poco más sobre los beneficios de un equipo motivado, dejaremos algunos de ellos a continuación: 

 

  • Estabilidad laboral. Los empleados tienen posibilidades de hacer carrera dentro de la empresa, por lo que no buscan otras opciones. Debido a esto, los gastos de reclutamiento y capacitación se reducen considerablemente. 
  • Menos absentismo. Cuando hay un buen equipo de trabajo, los empleados se sienten comprometidos y a gusto con su ambiente laboral, por lo que mantienen mejor ritmo de asistencia. 
  • Cliente satisfecho. Una buena motivación del equipo lleva a los empleados a cuidar la imagen de la empresa como si fuera propia, por lo que la atención al cliente es mucho mejor. 
  • Más productividad. Un empleado satisfecho tiene un mejor rendimiento laboral. 
  • Logro de objetivos. Muy relacionado con el punto anterior. Un empleado comprometido con la empresa lleva a un mayor cumplimiento de los objetivos, lo que se traduce en una empresa de desarrollo eficiente y eficaz. 
  • Buena reputación. No solo como empresa, sino como empleador. Esto es un atractivo para personal talentoso que querrá formar parte de tu equipo laboral y aportar al crecimiento empresarial. 

Formas efectivas para lograr motivación del equipo de trabajo

Ahora que ya conocemos la importancia de la motivación del equipo de trabajo, lo que necesitamos saber es cómo podemos lograrlo. Desde luego, hay muchas técnicas y herramientas de las que nos podemos valer para lograr un buen ambiente laboral. Sin embargo, todas ellas están diseñadas para cubrir estos puntos principales, que son los que realmente debemos manejar. 

Una buena remuneración

Para que un empleado se sienta realmente motivado debe sentir que cuenta con un buen salario. De hecho, casi el 50% de la población trabajadora considera que este es uno de los factores principales para sentirse apreciado y motivado es un salario justo. 

Además, cuando un empleado tiene sus necesidades cubiertas, trae menos preocupaciones a la empresa, por lo que su rendimiento es mucho mayor. Y desde luego, uno de los factores que más angustia puede generar es no contar con un salario que cubra las necesidades del hogar. 

El reconocimiento laboral

Los miembros del equipo siempre van a esperar un reconocimiento por sus logros. Si bien es cierto que el salario justo les hace sentir valorados; existen otros reconocimientos que suman puntos y le dan mayor motivación. 

Los empleados deben sentir que cumplen un papel importante en el logro de los objetivos y que su esfuerzo es tomado en cuenta. De este modo, pondrán aún más empeño y compromiso en cada una de las tareas. Desde una felicitación hasta una promoción, cualquier reconocimiento es más que válido. 

Oportunidades de crecimiento

Capacitar a tus empleados y ofrecerles formación y oportunidades de crecimiento es una de las mejores formas de mantener la motivación del equipo. Un buen líder puede ser un ejemplo, y ofrecer consejos. Pero cuando le dices a un empleado que vas a invertir en su mejora profesional, le estás diciendo que es valioso para ti. 

La comunicación

El equipo debe tener la oportunidad de conocer los planes y proyectos de la empresa. Pero también es muy motivador ser escuchado y tener un espacio para compartir ideas e incluso, inquietudes. 

La comunicación es uno de los principales elementos que se necesita para construir la confianza. Por otro lado, la ausencia de este puente trae como consecuencia los errores dentro de la planificación y el alcance de los objetivos. 

Flexibilidad laboral

Permitir espacios para que tus empleados puedan disfrutar de la vida en familia y sus ratos libres es de suma importancia para que el equipo se sienta estimulado. Incluso, algunas empresas se han modernizado en este sentido, permitiendo que los empleados establezcan sus propios horarios de trabajo.

De esta forma, cada empleado puede organizar su tiempo para decidir cuál es el momento del día en que se siente más a gusto para cumplir con los objetivos establecidos. 

Asignación de tareas

Un buen líder conoce las habilidades de los miembros de su equipo. Por lo tanto, una excelente forma de evitar la frustración y mantener la motivación, se refiere a la asignación de tareas de acuerdo con las capacidades de cada quien. 

 

Para asegurarte que cada miembro del equipo tiene la tarea adecuada, asegúrate de que no es ni demasiado compleja, ni muy sencilla para él. Recuerda que siempre debe representar un reto, o de lo contrario, la persona puede terminar por aburrirse. 

Buen ambiente laboral

Por supuesto, el ambiente laboral debe ser un espacio de colaboración y compañerismo. Además, es importante que el espacio esté equipado con las condiciones adecuadas, tomando en cuenta el clima, mobiliario y equipos de tecnología modernos. 

En un espacio de trabajo colaborativo se incentiva la competencia sana, la mutua ayuda y el ritmo de trabajo exitoso. Y por supuesto, estimula la creatividad trayendo ideas frescas e innovadoras. 

Empatía en el equipo

Estimular la empatía entre los miembros del equipo favorece un ambiente laboral motivador para todos. Además, esto ayuda a afianzar en las personas el sentimiento de pertenencia y les hace notar que son valoradas. 

Una de las cosas que favorece la empatía y las buenas relaciones sociales con el equipo es un ambiente que de vez en cuando rompe con la rutina. Esto se refiere a la oportunidad de compartir actividades fuera de los espacios de la oficina, donde las personas puedan relajarse y pasar un rato divertido, con sus compañeros. 

Con estas herramientas puedes crear un ambiente laboral agradable y un equipo de trabajo motivado, que ayude al crecimiento de la empresa en favor de todos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba