Ventajas laborales de ser empleado polivalente

Ventajas laborales de ser un trabajador polivalente

Generalmente en las empresas y puestos de trabajo, los dueños suelen buscar personas capacitadas y especializadas para cubrir cada puesto. Es de esperar que para cada oportunidad laboral, las personas cuenten con ciertas destrezas y habilidades propias de cada profesión. Por ello existen las especializaciones y postgrados. Sin embargo, es cada vez más común encontrar en las empresas, mayor cantidad de personal polivalente.

¿Qué significa polivalente? 

Este tipo de personal es el que se conoce en recursos humanos como el particular o personal operativo, que es capaz de cubrir de forma eficiente y eficaz más de una función laboral dentro de la empresa, ya que cuenta con todas las habilidades y competencias para ello.

Actualmente, suele ser un tema bastante discutido, ya que existen posturas encontradas con respecto al tema. Con lo acelerado que marcha la tecnología, las condiciones laborales se tornan cada vez más diversas, por lo que los empleados se ven movidos a hacer más cosas a la vez.

Esto obviamente para las empresas representa una ganancia elevada, ya que así se pueden ahorrar contratar varios empleados y así disminuyen los costes laborales. 

¿Cómo ser una persona polivalente?

Es una cuestión que va creciendo rápidamente y cualquier empleado puede desarrollar funciones múltiples dentro de una empresa. Pero es indispensable entender que no es cuestión de simplemente poder hacer varias funciones, es necesario contar con los conocimientos teóricos y prácticos para realmente poder ser considerado polivalente.

También será fundamental contar con una identificación legal o certificado que avale esos conocimientos. Por consiguiente, y dicho de otra manera, la constante formación y su puesta en práctica serán el mejor aliado y recurso que se puede tener.

Esto representará para toda empresa un incremento de la productividad de hasta un 8%. Por supuesto gracias a la capacidad de sus trabajadores de adaptarse muy fácil y rápidamente a las diversas situaciones que se pueden presentar.

Para poder ser considerado realmente un empleado polivalente, es necesario que tengas las siguientes características:

  • Ser autosuficiente.
  • Disponible ante cualquier cambio.
  • Ser óptimo.
  • Debe tener habilidad para la anticipación.
  • Tolerante ante momentos de incertidumbre.
  • Capacidad de recuperarse rápidamente en momentos de dificultad.
  • Disposición para aprender y participar en grupos de trabajo.

Ventajas del empleado polivalente

Por lo tanto, ese empleado que tiene la habilidad y capacidad de realizar diversas tareas, es capaz de gestionar grandes cantidades de información y ahorrar contrataciones a la empresa. 

Sus ventajas son:

  • Es capaz de tener una idea mucho más completa de todas las estrategias empresariales. 
  • Conoce mejor hacia dónde va la empresa.
  • Tener una experiencia más diversificada y con mayores conocimientos.
  • Capacidad de ayudar a los compañeros con facilidad. 
  • Disponer de un perfil más completo y competitivo. 
  • Disponer de más contactos profesionales.
  • Dispondrás de 7 veces más oportunidades de ser promovido. 

Desventajas del empleado polivalente

Sin embargo, no todo son elementos positivos. Al igual como pasa en todos los aspectos de la vida, en este caso también existen diversos elementos negativos que se deben considerar.

Los inconvenientes son:

  • La posibilidad de cometer errores es mayor cuando eres polivalente, ya que al estar efectuando diversas funciones de manera simultánea, es más normal que te puedas equivocar.
  • Es complicado poder mantener una formación continua. Especialmente cuando las labores que realizas son diversas y crecen aceleradamente es difícil mantenerse actualizado.
  • Es difícil cuando buscas trabajo, que te consideren como competente. 
  • Tendrás más estrés y presión a diario, especialmente cuando sean meses  de mayor trabajo.

Polivalencia funcional en el trabajo

Por consiguiente, considerando la trascendencia y la importancia que está tomando cada vez más la idea de la polivalencia dentro de las empresas, es fundamental desarrollar y llevar un control correcto de la misma.

Por lo tanto, para poder controlar a un empleado polivalente es indispensable que exista un sistema que ayude a registrar de manera efectiva, todas las competencias que tiene el empleado y lo que hace.

Por lo tanto, esos datos deberán poseer un formato específico que sea compatible con la herramienta que se utilice en la empresa, y así poder planificar la plantilla y llevar un verdadero control. 

Así se podrán cruzar datos cuando sea necesario, y así poder cubrir las incidencias que puedan ocurrir en la empresa en un momento dado. 

Por lo tanto, ambas opciones tienen sus puntos positivos y negativos, dependerá de ti como empleado y de lo que esperas lograr. Pero si lo que deseas es diferenciarte del resto de trabajadores y  crecer profesionalmente hablando, lo mejor será que te especialices.

Sin embargo, si por el contrario, lo que deseas es tener diversas habilidades que te permitan diversificar en el ámbito laboral, entonces apuesta por la polivalencia y comienza a aprender diversos elementos que te ayuden a amplificar tus posibilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba