Cómo irte de vacaciones si eres freelance

Cómo irte de vacaciones si eres freelance

Los trabajadores tradicionales que laboran para empresas o instituciones, cuando se van de vacaciones o realizan peticiones de permisos deben cumplir con un proceso previo. Es decir, los trabajadores deben avisar con tiempo sus intenciones para ausentarse por un periodo de tiempo determinado. 

Generalmente las empresas asumen parte de los gastos y deciden seguir pagando sus sueldos durante este tiempo. Los escenarios posibles son la solicitud de periodos vacacionales, o también solicitar permisos por maternidad o paternidad. En ambos casos, hay una serie de leyes vigentes que establecen que se permite que los trabajadores tengan periodos de ausencia de sus puestos de trabajo. No solo por razones de salud o emergencias familiares, también se considera que las vacaciones son un derecho. 

Pero para los trabajadores independientes planificar sus vacaciones exige el cumplimiento de otros pasos. Además, al ser freelancers comprenden que su ausencia del puesto laboral significa asumir ellos mismos sus gastos. Se comprende que durante este periodo de inactividad no habrá ingresos económicos. Asimismo, no saber ejecutar este plan podría suponer la pérdida de contactos o de asociaciones con importantes socios. 

Para un profesional freelance a tiempo completo es posible irse de vacaciones previa planificación. Independientemente del tiempo de ausencia los pasos a seguir son los mismos. Si quieres saber cómo irte de vacaciones si eres freelance debes seguir estos consejos que se presentan a continuación: 

Programa todo antes de irte

Ser ordenado es clave para lograr con éxito irnos de vacaciones sin que ello implique que perdamos contactos, clientes o proyectos importantes. Lo importante es no apresurarnos y querer irnos de vacaciones sin antes haber planificado cada detalle. Si son unos días, una semana o un mes; en cualquiera de estos casos debemos crear un plan que se adecúe a las circunstancias. 

Para cada día deberás establecer una meta que debes finalizar y entregar para dicha fecha es decir. Desde antes puedes adelantar trabajos o proyectos que tenían como fecha final esos días. Puede significar trabajar horas extra diariamente, pero lo importante es lograr los resultados y no faltar a la programación. Si creamos una rutina organizada podemos lograr con éxito este cometido. 

Si en cambio no es posible entregar con antelación estos trabajos deberemos ceder para que otros nos sustituyan. Nunca debes dejar nada importante reservado, tener tareas pendientes redes significa tener problemas con los clientes que no queremos generar por nuestra causa. 

Planifica junto con tu familia 

Si eres un freelance con hijos, te recomendamos irte de vacaciones durante los meses de enero, julio y diciembre. Ello se debe a que coinciden con las vacaciones escolares, y por lo tanto tampoco estarás quedando mal con tus obligaciones familiares. Además, también deberás programar mensajes automáticos que se utilicen para notificar con tiempo que estarás ausente. 

También deberás tener en cuenta el pago de servicios y otros gastos que deberás preferiblemente pagar por adelantado. Si tienes mascotas déjalas encargadas con personas de confianza que cuiden de ellas y las alimenten. Además, deberás cerciorarte de que tu hogar quede vigilado con ayuda de amigos, vecinos o familiares que periódicamente realicen una visita. 

Avísales a tus clientes

Este es un consejo que puede parecer obvio, pero a veces pasa desapercibido. Generalmente los trabajadores independientes no toman en cuenta que deben avisar a sus clientes y compañeros con antelación. Ello se debe a que podríamos ser tomados en cuenta para proyectos que se ejecutarán precisamente durante el periodo de tiempo en que estaremos de vacaciones. Además, algunos proyectos pueden prolongarse o exigen la ejecución de otros trabajos relacionados sin que estemos enterados. En cualquiera de estos casos lo mejor es ser sinceros y avisar con suficiente tiempo de antelación. 

Informa sobre los medios de comunicación donde estarás activo

Avisar a tus clientes es muestra de una excelente ética profesional al momento de organizarnos. Lo recomendable es notificarlo al menos 15 o 30 días antes. Si alguno de nuestros empleadores o compañeros necesitan algo de nosotros podrán solicitarlo con tiempo. 

A la notificación añade información sobre la cantidad de días que estarás fuera. También incluye datos sobre números de contacto u otros medios de comunicación. Algunos podrían preferir no permanecer conectados y por lo tanto no pueden ser contactados por ningún medio. También es muy útil contactar a una persona que sirva de soporte y nos pueda sustituir por ese tiempo. Todas estas atenciones son fundamentales para ser considerado un buen freelance. 

Comprendiendo lo estresante que puede ser la vida de un trabajador independiente y es una buena decisión tomar unos días de descanso. Sin embargo, también debemos tener en cuenta las repercusiones de nuestra ausencia en nuestro puesto de trabajo. Por ello, debemos ser explícitos en cuanto a si es posible que nos encuentren y se comuniquen con nosotros en caso de una emergencia. Deberemos informar sobre si nuestro teléfono estará aprendido y si estaremos disponibles para contestar correos electrónicos. 

Deja a una persona de confianza a cargo

El éxito de un freelance es precisamente sobre cómo se organiza y asume sus responsabilidades. Por ello, para ciertos trabajos es probable que la mejor decisión que tomemos es dejar a una persona de confianza a cargo. Definir quién es la persona más adecuada para estos trabajos es nuestra responsabilidad. Debe ser un colega con el cual tengamos años de conocernos y que sabemos puede sustituirnos. 

Debes ser un profesional que pueda asumir el trabajo y entregar buenos resultados. Debemos informar a nuestros empleadores sobre quién se trata, brindando información detallada sobre su perfil profesional, además de sus medios de contacto. 

Preparación financiera

Quizás este es el consejo más importante de todos. Los trabajadores independientes no tienen pagos fijos mensuales, en cambio dependen de la cantidad de trabajos a los que logran acceder. Por lo tanto una cantidad de proyectos puntuales en suma es lo que les permitiría poder prepararse para ir de vacaciones. Pero durante este período los ingresos disminuirán, por ello debemos estar preparados para tener una reserva de dinero ante algún tipo de eventualidad. 

Para estos profesionales es muy importante la planificación financiera. Se recomienda generalmente reservar al menos un 10% de las ganancias para las emergencias. 

Aparte se tiene un 5% a 6% de ganancias para ser utilizadas durante nuestras vacaciones para diversos usos recreativos o compras. Parte de tu planificación también debe tener en cuenta la cantidad de dinero a gastar en las cuentas y servicios básicos al regresar. Para cada mes estimaba un porcentaje mensual de dinero y ajusta tus gastos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba