Cómo crear la imagen corporativa de mi empresa

Cómo crear la imagen corporativa de mi empresa

Cuando vayas a lanzar tu propia línea de productos y servicios, debes tener bien definido el concepto de la marca. En esta ocasión, responderemos a tus dudas sobre “cómo crear la imagen corporativa de mi empresa”.

La imagen corporativa está vinculada con los valores y características que la definen y la diferencian de la competencia. Esto por supuesto incluye su trayectoria, filosofía de gestión, normas, logotipo, entre otros elementos que condensan su verdadera esencia.

Por otro lado, la identidad corporativa tiene que ver con la personalidad de la organización. Los teóricos la describen como el ADN de la empresa, que evidentemente es único y es lo que incide en la forma como los públicos perciben la compañía. De ello depende que tus mensajes tengan audiencia. 

Consejos para diseñar la identidad corporativa

La identidad corporativa es el punto de partida para la toma de decisiones en la organización. Las empresas acostumbran a tener un manual para el lanzamiento de campañas de marketing y principios gráficos que aplican en su sitio web. 

1. Definir la misión, visión y los valores estratégicos 

Estos aspectos conforman la filosofía de gestión de una empresa. Así que antes de entrar en operaciones, es importante que se tenga clara la misión, al definir el alcance, las actividades que realiza la empresa, cómo las ejecuta y cuáles son sus metas. 

Los trabajadores deben conocer estos principios, que también deben aplicarse en los planes de marketing. De este modo, para plasmar la misión responde a la interrogante “¿Por qué existe esta organización?”, en cuanto a la visión, pregúntate “¿A dónde quieres llegar?” y con relación a los valores, enumera los principios éticos que la caracterizan. Con base en ellos, se estructura la normativa que debe cumplir cada integrante de la empresa.

2. Diseña la imagen 

La imagen forma parte de la identidad corporativa, que es un concepto más abstracto. Enfócate en la parte gráfica y en todos aquellos elementos visuales que identifican tu negocio. A estas alturas, ya debes saber cuál es la imagen que tiene el público sobre tu empresa, asegúrate de transmitir el mensaje que deseas, así podrás atraer a tus clientes.

Los aspectos que inciden en la imagen de la marca son: 

  • El nombre: Debe ser concreto, sencillo y fácil de recordar. El mismo será utilizado para elegir un dominio web.
  • El eslogan: Es un mensaje corto que transmite la razón de ser de la empresa. 
  • El logo: Es el que identifica a la compañía y debe ser versátil, para adaptarse a diferentes plataformas.
  • Los colores y la tipografía: Estos elementos marcan la diferencia y perduran para siempre en la mente del público. Se aplican ciertos conceptos semióticos y por supuesto, la psicología del color.

3. Crea un plan para dar a conocer la empresa

Un plan de comunicación te será útil para que puedas comunicarte con tu público. Ya sea porque prefieras otorgar un trato formal o informal, debes aplicar estrategias para conseguir los resultados esperados.

4. Mantén la coherencia

Tu estrategia comunicacional debe ser siempre coherente con la identidad corporativa. A veces las empresas deben hacer ligeros ajustes para adaptarse a las nuevas tendencias del mercado, pero las decisiones no deben tomarse por impulso, basta con tener argumentos sólidos para inducir cambios.

5. Protege tu reputación

El prestigio en Internet es muy importante para proyectar una imagen profesional. Este concepto no tiene que ver con la imagen de la marca, sino con tu comportamiento. Influye mucho la presencia que tengas en las redes sociales, en blogs, sitios web y otras plataformas.

Ten cuidado con el contenido que vas a publicar, préstale atención al diseño y sé prudente con los comentarios. Por fortuna, en Internet hay muchas herramientas gratuitas que te permitirán obtener un resultado profesional a la hora de crear una página web.

Con relación a las redes sociales, utilízalas para acercarte aún más a tu nicho y averiguar qué opinan sobre la competencia. Mejora tu presencia para que aproveches los canales de comunicación y sensibilices a tu público, con la intención de que se conecte con tu marca.

Por otro lado, consulta las opiniones que tienen tus clientes sobre la empresa, así podrás corregir imprevistos y estar a la altura de sus expectativas, protegiendo siempre el prestigio y tu reputación. Esto te permitirá posicionarte con más facilidad en los principales buscadores y las valoraciones serán positivas.

Comúnmente, muchos ponen en marcha sus emprendimientos sin prestarle atención a estos aspectos, por lo cual diluyen sus esfuerzos al querer elevar la fuerza de ventas. Posicionar una marca en el mercado requiere tiempo y solo aplicando una metodología acertada, con la asesoría de especialistas, se cumplirá con el cometido. 

Como puedes apreciar, nada es al azar. En todo momento, unifica los criterios para que tus estrategias de marketing, ventas y fidelización de los clientes estén en sintonía con la identidad corporativa. Con estos consejos, esperamos responder a tu pregunta “cómo crear la imagen corporativa de mi empresa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba