Tipos de salario

Tipos de Salario

Comencemos por definir lo que es un salario. El término salario se refiere a una retribución que percibe el trabajador por los servicios que presta dentro de la empresa, de acuerdo al tipo de contrato que existe entre las partes. En otras palabras, la fuerza de trabajo que realice cualquier persona debe ser remunerada por el empleador. Esto es lo que se conoce como salario.

Estos acuerdos o contratos, deben reflejar dentro de sus cláusulas las cantidades específicas y las formas en las que el empleador se compromete a pagar al empleado. Este contrato por lo general se presenta en formato escrito y legal.  Sin embargo, también existen modalidades informales.  

Ahora bien, a pesar de que esta retribución suele ser en dinero, existen otras formas para pagar por los servicios obtenidos. Del mismo modo, los cálculos para acordar la cantidad del salario también se obtienen por diferentes métodos. Debido a estos y otros factores, existe una clasificación para los diferentes tipos de salario

Cómo se ofrece el salario

El salario lo estipula la empresa, aunque el empleado puede negociarlo, llegando a un acuerdo de partes, si así lo desean. Pero en líneas generales, cada empleador propone una cantidad y una modalidad de pago, de acuerdo a su conveniencia, tomando en cuenta el capital de la empresa, los ingresos, la producción, ganancias y otros factores. 

De allí que encontramos que algunos salarios tienen una modalidad de pago mensual, quincenal, semanal, o diaria. Ahora bien, el cálculo del salario se estipula considerando un valor por hora. 

Otros elementos que se toman en cuenta a la hora de establecer un salario están establecidas de acuerdo al nivel de preparación del trabajador, el tipo de trabajo y el riesgo que implique, así como el estatus de confianza del cargo que desempeñe. 

Tipos de salario

Existen varias modalidades o tipos de salarios que se desprenden de las características antes mencionadas. Es importante que tanto la empresa como el trabajador manejen estos conceptos al momento de elaborar un contrato o establecer un acuerdo por servicios. 

De acuerdo a la periodicidad: 

  • Se refiere al tiempo en que se paga el salario al trabajador. Es decir, salario mensual, quincenal, semanal o diario (jornal). 

Según los componentes que lo integran: 

  • Hace referencia a los elementos que se consideran al momento de pagar el salario. Se dividen en salario base (cantidad establecido por actividad) y salario integral (suma de todos los complementos y primas salariales) 

Según la aplicación de impuestos o retenciones: 

  • Establece las diferencias entre la cantidad que se compromete a pagar la empresa y la que recibe el trabajador luego de las deducciones legales. Se divide en salario bruto (la cantidad completa establecida en la nómina) y salario neto (la cantidad de dinero final que recibe el trabajador) 

Según los criterios de cobro: 

  • Establece las cantidades de acuerdo a especificaciones del tipo de contrato, que toman en cuenta variables tales como, asistencia a la jornada o metas cumplidas. Se divide en salario fijo (se cobra la misma cantidad por período, sin tomar en cuenta los logros), salario variable (se calcula con base en el rendimiento del trabajador) y salario mixto (salario fijo que suma variables de productividad). 

En función de la naturaleza de la retribución: 

 

  • Se refiere específicamente a lo que recibe el trabajador a cambio de sus servicios. Este puede ser salario monetario (se recibe dinero a cambio de los servicios) y salario en especie (las recompensas que recibe el trabajador no son en dinero sino en beneficios como vivienda, coche, etc.). 

De retribución flexible: 

  • Se refiere a una combinación entre la forma de salario monetario y salario en especie en la que los empleados acuerdan con la empresa qué porcentaje de su sueldo quieren recibir en beneficios adicionales, para que les sea descontado del pago en dinero. Para ello, las empresas ofrecen servicios y productos para la elección del trabajador. 

Este tipo de modalidades de salarios que se valen de servicios y productos nunca pueden representar una cantidad mayor al 30% del salario total del trabajador, quedando el otro 70% establecido como salario monetario. 

Diferencia entre salario y percepciones económicas

Dentro de las normativas que regulan los ingresos de los trabajadores, queda establecida  una diferencia entre el salario y las percepciones económicas. Estas últimas con beneficios que recibe el trabajador por parte de la empresa y que no pueden considerarse como parte del salario. Algunas de estas son: 

  • Prestaciones e indemnizaciones de la Seguridad Social. 
  • Indemnizaciones correspondientes a traslados u otros gastos generados por la realización de sus responsabilidades laborales. 
  • Del mismo modo, los gastos de dieta por alojamiento y manutención, quedan exentos del salario.
  • Indemnizaciones por suspensiones o despidos. 
  • Pluses de distancia y transporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba