Flexibilidad laboral: todo lo que necesitas saber

Flexibilidad laboral: todo lo que necesitas saber

En algunos países del primer mundo como los nórdicos, la flexibilización laboral es un tema que ya está totalmente abordado. Muchas de las empresas de estos países se han sumado a este tema, aplicando y adaptando todas sus políticas internas al cambio del trabajo.

Las empresas cada vez son más conscientes de la importancia que tiene el aplicar el tema de la flexibilización, permitiendo que sus empleados escojan tantas vacaciones como deseen, trabajar desde casa en forma remota, etc. En países como Estados Unidos, 1 de cada 5 trabajadores disfruta de estos beneficios.

Apostando claramente a una mayor autonomía del empleado, las compañías y grandes empresas han comprendido que la productividad ya no es pasar 9 o 10 horas frente al ordenador. Por lo tanto, las medidas de flexibilización son cada vez más comunes y valoradas y ha llegado el momento de comenzar a cambiar.

Qué es la flexibilidad laboral 

Tras la llegada inminente de la pandemia de coronavirus que se vivió a nivel mundial desde el año pasado, todos los entornos laborales se vieron afectados notablemente. Obligados a experimentar la flexibilidad laboral, la idea del teletrabajo se convirtió en lo más común. 

Por lo tanto, hablar de flexibilidad laboral representa la posibilidad de la que disfrutan ciertos trabajadores, para decidir y escoger parte de las características de su puesto de trabajo. En consecuencia, entender el trabajo flexible representa la oportunidad de trabajar de forma remota, o poder ajustar los horarios de trabajo según la conveniencia del trabajador.

La mayoría de las compañías que han comenzado a aplicar esta manera de trabajo, establecen las condiciones con las que deberá de cumplir el empleado. Por ejemplo, los lapsos de entrega, procedimientos de revisión de las actividades, cantidad de horas a trabajar durante la semana, entrega de informes de gestión, etc., pero son los trabajadores los que deciden cómo y dónde cumplen con ello.

Por lo tanto, la flexibilidad laboral se puede conceptualizar como parte del salario emocional, entendiendo que son un conjunto de medidas que tienen como finalidad beneficiar los derechos del trabajador. 

Tipos de flexibilidad laboral 

Este término viene tomando cada vez más fuerza en el léxico común de trabajo, tomando especial protagonismo en los últimos años. Adicionalmente, es importante entender, que existen diversos tipos de elementos que se pueden considerar flexibilidad laboral y que se pueden clasificar de la siguiente manera.

Flexibilidad salarial

Significa que el salario del empleado no estará relacionado con las características del puesto, sino con el rendimiento que cada uno tiene y de otra serie de variables. Se entiende pues que la remuneración del empleado será variable.

Flexibilidad funcional

Esto significa que los empleados no estarán unidos ni atados a un único puesto dentro de la empresa, por lo tanto se considera que serán trabajadores multitareas. En consideración a ello, la fuerza de trabajo se ayuda en la polivalencia, siendo importante entender que cada trabajador es valioso de distintas maneras.

Flexibilidad en el espacio de trabajo

Tal vez una de las más conocidas y practicadas, especialmente en los dos últimos años. En este contexto se entiende que los empleados pueden realizar todas o alguna de sus funciones de forma remota, en cualquier otra instalación diferente a las físicas de la empresa.

Flexibilidad de plantilla

El último tipo posible representa la posibilidad que tiene la empresa, para ajustar la cantidad de trabajadores que requiere en cada momento o coyuntura económica. Por lo tanto significa que cada departamento tiene la posibilidad de establecer la estructura organizacional que necesita.

Medidas de flexibilidad laboral 

Las medidas de flexibilidad dependen de cada empresa y de los tipos de flexibilización que decidan escoger y aplicar. Siempre basados en sus necesidades operativas y que sean cumplidas, y al mismo tiempo respondiendo a las demandas de los trabajadores. 

Por tanto las principales medidas que se pueden considerar son:

Flexibilidad horaria

Es de las más demandadas, y de las que se han obtenido mejores resultados. Siempre dependerá de la empresa y de la libertad horaria que le quiera brindar a su plantilla de trabajadores. 

Por lo tanto es posible encontrar la posibilidad de entrar y salir antes al trabajo, siempre y cuando se haya cumplido con todas las tareas. También existe quien dota de absoluta libertad horaria, permitiendo que cada trabajador gestione su horario, facilitando de esta manera la conciliación familiar.

Teletrabajo

Funcionando de la mano de las nuevas tecnologías, y es posible además gracias a programas que facilitan y afinan cada vez más la idea del home office. De esta manera es factible que los trabajadores puedan realizar gran parte de su trabajo, desde su casa cubriendo así una porción de su horario laboral y sin ocasionar ningún problema a la empresa.

Priorizar el cumplimiento de objetivos

Antiguamente para las empresas era fundamental el cumplimiento de los horarios laborales, ya que se consideraba que así se alcanzaba la productividad. Sin embargo, en los últimos años se ha entendido que se logra mayor incentivo si se enfocan en alcanzar objetivos establecidos. 

De esta manera, los trabajadores se sienten más motivados y entusiasmados al no ser presionados por las imposiciones laborales clásicas. Además de esta manera, los trabajadores verán mejor a la empresa porque tienen más libertades para organizarse.

Jornada continua

Para la mayoría de los empleados, es mejor concentrar el trabajo en jornadas intensivas, reduciendo así los momentos de descanso. 

Beneficios del trabajo flexible 

Apostar por aplicar en las empresas la flexibilidad laboral, es una consideración cada vez más razonable, ya que los beneficios que aporta tanto para el trabajador como para el empleador son innumerables. Además está comprobado que los índices de eficacia son más altos. 

Algunos de los beneficios que se pueden considerar son: 

Reducción de costes

Al reducir los gastos para el mantenimiento de las instalaciones de la empresa, se traduce en un ahorro económico para la plantilla y para la compañía.

Mayor satisfacción laboral

Los trabajadores pueden sentirse mucho más motivados y satisfechos con la empresa, siendo visto mejor por ellos y motivándolos cada vez más y logrando mayores niveles de bienestar laboral.

Conciliación laboral y familiar

Es de los más reconocidos por los trabajadores, ya que de esta manera es más factible que cada trabajador pueda atender mejor sus asuntos familiares y personales.

Mejor gestión del tiempo

Cuando se establece el logro de objetivos por arriba del cumplimiento de horarios, los trabajadores tienden a ser más eficientes y logran alcanzar sus tareas en menos tiempo.

Mayores niveles de productividad

Los trabajadores se motivan cada vez más, alcanzando mejores resultados y mejorando su rendimiento. 

Mejora del clima laboral

Mientras menos sean los trabajadores que se encuentren físicamente en las instalaciones de la empresa, los conflictos laborales tenderán a disminuir. 

Inconvenientes del trabajo flexible

Aunque los beneficios son significativos y muy numerosos, también es necesario señalar que pueden mencionarse algunos inconvenientes de este tipo de trabajo. Es necesario que las empresas también las consideren para saber cómo actuar en dichas circunstancias.

  • Menor compromiso.
  • Mala gestión del tiempo.
  • Relajamiento de la profesionalidad.
  • Pérdida del sentido de pertenencia.
  • Sensación de inseguridad.
  • Sensación de ansiedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba