Factores de riesgo laboral

Cuáles son los principales factores de riesgo laboral

En todo organismo en donde se interrelacionan personas, bien sea de orden público o privado. Tales como empresas, asociaciones, sindicatos e instituciones sanitarias están conscientes en que la seguridad laboral es un factor relevante y un derecho fundamental de los trabajadores. 

Sin embargo, la existencia de factores de riesgo laboral siempre debe estar considerada dentro de las políticas vinculadas con la Prevención de Riesgos Laborales. Por tal razón, se deben ampliar los esfuerzos en el área de seguridad en todo ámbito del trabajo.

Al considerar un puesto de trabajo en cualquier empresa u organismo lo primero que debería conocer el postulante al cargo son los riesgos laborales que conlleva. De esta manera estará al tanto de los condicionantes o circunstancias que pueden poner en riesgo la salud y la seguridad como empleado.

Clasificación de los factores de riesgo laboral

Los factores de riesgo laboral fueron clasificados en cinco renglones o categorías según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT). Con estas categorías se puede establecer un control de los factores de riesgos y en caso fortuito establecer oportuna atención al trabajador.

Categorías

  1. Carga de trabajo: entendiéndose como carga de trabajo el grupo de requerimientos tanto intelectuales como físicos que el empleado debe ejecutar en el transcurso de su jornada laboral. En tal sentido, el tener que levantar cargas pesadas, mantener forzadas o malas posturas, realizar esfuerzos físicos, entre otros excesos laborales. Cuando el tiempo y la capacidad de desarrollo de la actividad se excede puede perjudicar significativamente la salud del trabajador. Lo que podría dar lugar a depresión, falta de energía, insomnio, irritabilidad, mareos, entre otros.
  2. Condiciones de seguridad: aquí se engloba todas las condiciones materiales que se encuentran en el sitio de trabajo,  los cuales podrían suponer factores de riesgos laborales. Esto incluye los equipos y maquinarías que deben ser operadas, los posibles riesgos eléctricos o de incendio, así como de manipulación inadecuada y transporte.
  3. Contaminantes biológicos o químicos: existen agentes que resultan peligrosos tras un corto tiempo de exposición o como resultado de una manipulación inadecuada. En este caso se pueden encontrar polvos contaminantes, gases o nubes tóxicas de productos químicos. También las bacterias, hongos o virus en el orden biológico.
  4. Entorno físico del trabajo: espacio dentro de la estructura del inmueble o sitio de trabajo. En donde se debe garantizar los requisitos mínimos de seguridad de cada empleado, así debe considerarse la iluminación, la humedad, temperatura, el ruido. Cuando cada uno de estos elementos no se encuentra en concordancia con las funciones que deben realizarse, son considerados factores de riesgo laboral.
  5. Organización del trabajo: La manera como se estructura la empresa y las funciones que deben cumplir sus empleados en ella pueden ser considerados factores de riesgos para ellos. El ritmo de trabajo, cumplir largos turnos, incluyendo la comunicación y la interrelación personal dentro de la organización, son comunes factores de riesgo laboral.

Esto puede repercutir en la reducción de la productividad y el interés de la plantilla de trabajadores, generando posiblemente a nivel personal depresión, fatiga, frecuentes dolores de cabeza, insomnio, entre otros síntomas que deterioran la salud del empleado.

Dependiendo de la localización del sector de trabajo, los empleados podrían estar expuestos unos más que otros. Por tanto, los factores de riesgos deben ser previstos de manera personalizada para poder cubrir cualquier percance derivado de estos casos.

Sin embargo, existen tipos de riesgos en el trabajo con los cuales el trabajador se expone aunque no esté consciente de ello. Entre estos se encuentra el de cometer errores durante la ejecución de alguna actividad que puede ocasionar lesiones al empleado y a quienes le rodean momentáneamente.

Estos riesgos, de errores humanos, también deben estar cubiertos por la empresa y ser considerados riesgos laborales. Por lo que deben estar especificados dentro de una póliza de Responsabilidad Civil Profesional. La prevención debe considerarse como un aliado en todo organismo, tanto público como privado.

Estos son  los factores con frecuentes riesgos laborales

Si en cada organismo existen lineamientos específicos de prevención de riesgos, es posible que al momento de actuar ante una eventualidad, todo se desarrolle exitosamente. Sin embargo, se debe planificar una buena estrategia de prevención laboral para crear un entorno saludable y detectar a tiempo cualquier irregularidad existente en el entorno. 

  • Cuidar la vulnerabilidad a la que se expone el trabajador cuando las condiciones de trabajo no son las adecuadas. Armonizar cada sector laboral dependiendo de la actividad a realizar, controlando el ruido, la temperatura, la iluminación y ventilación.
  • Organizar adecuadamente las jornadas de trabajo que no excedan de duración, lo que provocaría agotamiento y futura deficiencia en el rendimiento del trabajador
  • Cuidar los factores que puedan repercutir en el rendimiento del empleado y afectar la productividad del mismo en la empresa. El factor emocional es impreciso y puede repercutir en el trabajador, provocando ausentismo laboral y el descenso de su rendimiento.

Todos los factores de riesgos laborales, están directamente vinculados con el desempeño del trabajador y por supuesto, con la productividad de la empresa. Por tanto, la prevención siempre debe estar presente si se quiere obtener una buena rentabilidad en la organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba