Contrato de trabajo temporal

Contrato de trabajo temporal

Cuando hablamos de contrato de trabajo temporal nos referimos a un convenio que se celebra entre el trabajador y la empresa y que tiene una duración específica, que puede estar relacionada con un evento puntual, una temporada o un proyecto. 

Para las empresas representa una de las formas de contrato más frecuentes, debido a los resultados positivos obtenidos, especialmente en cuanto al rendimiento del personal. Puede realizarse de forma verbal, siempre que el tiempo sea menor a cuatro semanas, estableciendo una jornada diaria completa de trabajo. Aunque siempre será más recomendable realizarlo por escrito. 

Por supuesto, los términos de este contrato deben quedar debidamente especificados, incluyendo qué se espera del trabajador dentro de la empresa, sus posibilidades de crecimiento profesional y más. 

Este tipo de contrato posee sus propias características y exigencias, que es importante conocer antes de firmar esta forma legal. 

Tipos de contrato temporales

Los contratos temporales se establecen para tareas o responsabilidades específicas y en ningún momento pueden usarse para atender situaciones permanentes de la empresa. Dicho esto, podemos afirmar entonces que existen tres formas para el contrato temporal.

Contrato de trabajo eventual

Responde a una necesidad puntual por parte de la empresa, en la que es imperativa la contratación de personal adicional, por ejemplo, para cubrir una cantidad de asignaciones o demandas. Puede ser bajo la modalidad de jornada parcial o completa, de acuerdo a lo que la situación amerite. 

Contrato de trabajo por obra o servicios

Se refiere a una contratación para el cumplimiento de una tarea en específico, por lo general un proyecto que se desarrolla en paralelo a las actividades cotidianas de la empresa. En este caso es importante señalar la duración del mismo. 

Contrato de trabajo temporal de interinidad

Este tipo de contrato se usa para cubrir vacantes temporales dentro de la empresa, o bien para las suplencias de los cargos. Las especificaciones de las actividades, así como los horarios estarán sujetas a aquellas inherentes al cargo que se está cubriendo. 

¿Qué se necesita para realizar un contrato de trabajo temporal? 

Existen en concreto 5 requisitos legales que son necesarios para poder ejercer un contrato de trabajo temporal. Es importante revisarlos para evitar que el contrato tenga errores que puedan repercutir en los intereses de la empresa o el empleado. 

Inscripción en la Seguridad Social

Este es un requisito obligatorio. Antes de celebrar el contrato se debe verificar que el trabajador está inscrito en la Seguridad Social, y que ha sido dado de alta. 

Es importante recordar que cada paso dentro de la elaboración del contrato debe informarse en la Seguridad Social y en el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal), desde su firma hasta su culminación, incluyendo prórrogas o cambios a contrato indefinido, si fuera el caso. 

Contrato por escrito

Para los contratos de trabajo temporal de interinidad o por obra o servicio, es obligatorio la realización del contrato por escrito. Los contratos temporales eventuales se podrán realizar de manera verbal, únicamente si su duración es menor a 4 semanas (28 días) y cubriendo una jornada completa. 

El contrato temporal se debe justificar

De acuerdo a cada una de las modalidades de contrato de trabajo temporal, se debe establecer una justificación de la temporalidad. Por ejemplo, en el caso de los contratos por obra, se establece que el trabajador debe culminar una actividad en concreto, y una vez terminada, el contrato queda extinto. 

En el caso de una contratación para atender un aumento del volumen de trabajo acumulado, aumento de demanda o similar, se debe explicar cuáles son los motivos de esta situación y en cuánto tiempo se espera que sea solventada. 

Cuando se trata de un contrato temporal de interinidad, se deben especificar los datos del trabajador que está siendo sustituido y las razones de su ausencia, así como la duración de la suplencia. 

Si se trata de un cargo vacante, el contrato de interinidad debe especificar el tiempo en que la empresa encontrará al candidato para dicho puesto. Este tiempo no debe ser mayor de tres meses. 

No exceder la duración establecida dentro del contrato 

Existen tiempos específicos para cada tipo de contrato temporal, incluyendo las posibles prórrogas. Antes de realizar el contrato, es recomendable revisar el convenio colectivo por el que se rige la empresa, para establecer el tiempo de duración del contrato y no superarlo. 

Por regla general, el contrato por obra tiene una duración máxima de 3 años, el contrato eventual 6 meses y el de interinidad dependerá del tiempo de ausencia del personal que se está supliendo o tendrá una duración de 3 meses si se trata de un cargo vacante. 

Estar atentos al número de prórrogas

Cada contrato tiene un número posible de prórrogas. Es imperativo no superar ese número para mantenernos dentro de la legalidad y evitar inconvenientes. 

¿Qué contiene un contrato de trabajo temporal? 

El contrato temporal debe especificar, como en cualquier contrato, los datos del trabajador y de la empresa. Además, debe reflejar el tipo de jornada y el salario establecido, los motivos del contrato y por supuesto, la fecha de culminación. 

Algunos contratos incluyen cláusulas adicionales, como las de confidencialidad, la de rescisión (dinero que abona el trabajador en caso de romper el contrato antes del tiempo establecido) o de plena dedicación o exclusividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba