Noticias

La gamificación y sus innumerables beneficios para las organizaciones

Aunque se trate de un término aún no definido por la Real Academia de la Lengua Española ni incluido en su diccionario, la gamificación se ha establecido como un término que (casi) todo profesional conoce. En el ámbito laboral ha ido ganando terreno al demostrar que su aplicación genera múltiples beneficios tanto para la organización como para sus empleados.

Gamification, en el ámbito anglosajón, o gamificación, se define como la aplicación de mecánicas de juego en entornos no lúdicos, como puede ser el laboral o empresarial, con el objetivo de favorecer principalmente la motivación y fidelización. Son ya muchas las corporaciones que a nivel mundial han incorporado en los últimos años estas dinámicas con clientes o usuarios, hasta que se ha analizado y detectado que es una valiosa herramienta para influir sobre determinados grupos como son los miembros de una organización.

Si desde hace décadas se utilizan técnicas del juego en la esfera educativa, el acceso al mercado laboral de una nueva fuerza de trabajo, los conocidos como millennials, ha impulsado el establecimiento de este tipo de mecánicas en los centros de trabajo. Una de las principales razones que apuntan expertos en recursos humanos es que la Generación Y tiene algunas expectativas laborales diferentes a la de generaciones anteriores. Ahora ya no solo se busca una estabilidad laboral sino un buen ambiente, concordancia con la cultura corporativa, flexibilidad, motivación y atención. Y en estos dos últimos valores son con los que trabaja precisamente la gamificación.

Al contrario de lo que por error se puede llegar a hacer o entender, la gamificación no se trata simplemente de plantear juegos entre los miembros de un mismo equipo sin más, o agendar actividades sin indicadores de medición u objetivos preestablecidos.

Para que su desarrollo e implantación sea realmente efectiva, los departamentos de recursos humanos y comunicación interna deben trabajar de la mano para que sus propuestas ofrezcan resultados positivos para el rendimiento empresarial colectivo e individual. Más allá de definir las acciones de gamificación, sus indicadores de rendimiento y su plan de comunicación y ejecución, conocer los beneficios que aporta ayudarán a proponer ideas que realmente fortalezcan el espíritu de equipo y la fidelización.

Beneficios de la gamificación

Son muchos los testimonios que ya se pueden encontrar en Internet en los que se habla de los beneficios de establecer la gamificación dentro del día a día de los empleados. Si no sabemos muy bien por dónde empezar, analizar lo que hacen otras organizaciones con una estructura y sistema de trabajo similar al nuestro puede ser un buen punto de partida. Por ejemplo, si bien se puede implantar a través de determinados patrones que asocien las dinámicas del juego con el trabajo diario, lo más habitual son aquellas acciones que establecen sistemas de puntos, premios o niveles.  

Con independencia del sistema de recompensa que establezcamos para fomentar la participación de los empleados, se debe tener en cuenta las principales ventajas que para los profesionales y las organizaciones suponen implantar gamificación para poder establecer así una buena política de captación y retención del talento. Entre estos beneficios encontramos los siguientes:

- Los objetivos individuales se materializan en misiones colectivas, precisas y concretas.

- Consigue reconocer la labor de los empleados, aumentando así su motivación y retención.

- Identifica áreas de mejora en los diferentes departamentos al favorecer el feedback por parte de los empleados.

- Favorece la detección de talento.

- Mejora el buen ambiente laboral y el orgullo de pertenencia al grupo.

- Incita a los empleados a trabajar con un alto rendimiento.

Es más que obvio que el mercado laboral ha evolucionado, y sigue haciéndolo, y con él lo hacen las organizaciones. Como hemos podido concluir, en estos complejos y competitivos entornos empresariales, la gamificación se presenta como una eficaz herramienta que aporta valor a las compañías a través de realizar dinámicas lúdicas que favorecen el rendimiento laboral personal y colectivo. Al tiempo, este tipo de acciones potencian la atracción y retención del talento, garantizando así nuestra supervivencia en la era digital.

Sergio Picciolato

Director General de Trabajando.com y HR-Consulting

Canal Formación
Encuentra aquí los mejores cursos de formación continua

Síguenos en

Encuestas

¿Tu empresa hace esfuerzos para que te sientas comprometido?