Noticias

¿Quieres implantar una política de Bring-Your-Own-Device en tu empresa? Aspectos a tener en cuenta

 

Es una tendencia común sobre todo en startups o negocios de nueva creación dado que, por un lado, la empresa puede reducir los costes de inversión en equipos tecnológicos y, por otro, el empleado, trabaja con una herramienta personalizada.

¿Qué es la política de BYOD?

Encontramos el origen del acrónimo BYOD en los años 70: algunos restaurantes de Australia y Nueva Zelanda permitían a sus clientes llevar al mismo sus propias botellas y se les cobraba sólo por el servicio de descorchado (Bring Your Own Bottle).

Volviendo al siglo XXI, tenemos que acercarnos a la aparición de dispositivos móviles como portátiles, tablets, etc. Se trata de una forma de gestionar las organizaciones cada vez más extendida en las empresas a escala internacional.

En España empieza a implantarse, sobre todo, en startups o empresas de nueva creación que ven en estas políticas un importante ahorro de costes tecnológicos.

La idea surge de grupos de empleados que, viendo el avance tecnológico y lejos de querer enfrentarse a anticuados equipos informáticos para la realización de sus obligaciones, prefieren utilizar los suyos propios más modernos y actualizados. Y esta parece ser también una de las ventajas para los trabajadores: utilizar sus propias herramientas durante su jornada lo que ofrece mayor comodidad.

No obstante, tengamos siempre en cuenta aquí que la reparación o mantenimiento de los equipos debería correr a cargo de la empresa, aunque esto ya queda a merced del acuerdo entre empresa y empleados.

Seguridad de la información

BYOD significa por tanto que utilizas tus propios ordenadores, tablets o móviles para trabajar. En general, las empresas que cuentan con estos sistemas de organización cuentan también con carpetas llamadas ‘repositorios’ donde se comparten, editan y publican todos los documentos relacionados con la actividad de la empresa a la que cada uno tiene acceso según su papel en la organización.

En este sentido, las empresas deben garantizar que sus políticas están bien definidas y auditadas con cierta frecuencia con el objetivo de evitar cualquier conflicto a la hora de delimitar la posesión de la información que se encuentra o genera en un dispositivo personal pero de carácter corporativo. 

El principal problema al que se enfrentan las organizaciones es de seguridad informática para garantizar la confidencialidad de los documentos corporativos y su uso responsable.

Una vez más, dependerá de la fortaleza de su política el garantizar que este sistema de trabajo suponga más ventajas que inconvenientes.

¿Tu empresa suscribe o te gustaría que suscribiera este tipo de prácticas empresariales? ¿Qué beneficios tiene para las organizaciones? ¿Y para lo empleados? Nos lo puedes contar en nuestra Fan Page

Canal Formación
Encuentra aquí los mejores cursos de formación continua

Síguenos en

Encuestas

¿Tu empresa hace esfuerzos para que te sientas comprometido?